Haciendo Limpieza con los Pequeños Aprendices

Hacer la limpieza es una parte importante de la rutina del salón de clases. Representa respeto y cuidado de los espacios compartidos en los que usted y los niños pasan tanto tiempo juntos. Cuando se estimula a los niños a ser parte del proceso de limpieza, ellos también comienzan a tener sentido de pertenencia y de responsabilidad por los materiales que usan para jugar.


AdobeStock_196877082.jpeg

Beneficios

Hacer que los niños limpien les enseña habilidades para su desarrollo en áreas de escoger y organizar. Kylie D’Alton (autora del libro Kids in the Kitchen: Simple Recipes that Build Independence and Confidence the Montessori Way [Niños en la cocina: Recetas simples que edifican independencia y confianza, de la manera Montessori] y creadora del blog How We Montessori [Como nosotros, Montessori] explica que alentar a los niños con la limpieza y guardando los materiales les enseña de forma natural acerca de las consecuencias y las responsabilidades. “Si recogemos los juguetes, nuestros espacios van a estar en orden, tendremos las áreas de trabajo y de juego limpias y podremos encontrar nuestras cosas. El no recoger también tendrá sus consecuencias naturales: Si no recogemos, el sitio estará desordenado y no habrá espacio libre.”

Además, hacer la limpieza como parte de la rutina diaria puede ayudar a los niños con su autocontrol y conductas positivas. Se establece de Cero a Tres que “las acciones diarias son valiosas oportunidades para apoyar aprendizaje y desarrollo mientras se divierten. Las rutinas ofrecen la posibilidad de crear confianza en si mismos, curiosidad, habilidades sociales, autocontrol, habilidades comunicacionales y más”.

¿Cómo Estimular a los Niños?

Como nosotros, Montessori recomienda lo siguiente para ayudar a estimular a los niños a ser parte del proceso de limpieza:

  • Mantener la consistencia: “Los niños necesitan saber cuáles son nuestras expectativas para que ellos puedan satisfacerlas. El ambiente escolar es un buen ejemplo de ello. Los niños saben claramente lo que se espera de ellos y es la razón por lo que ellos ordenan en la escuela”.

  • Modelo de colaboración: “Necesitamos enseñarle a los niños que valoramos nuestras cosas y nuestro ambiente…Limpiar todos juntos puede ser más divertido, se lleva menos tiempo y con frecuencia estimula al niño reacio a participar”.

  • Dividiendo las tareas: “Si el niño se siente abrumado, ayúdelo con la limpieza. Esto es particularmente importante con niños mayores, de tres años en adelante, donde su desorden puede ser más complejo. Muéstreles por dónde comenzar, ‘a lo mejor podemos recoger las cobijas primero, después podemos poner los carritos en la cesta’ ó ‘¿puedes tú recoger los carritos y yo recojo las muñecas?’.

Expectativas Apropiadas de Acuerdo con el Desarrollo

Mientras sabemos que es importante que los niños pequeños participen en las labores de limpieza, nuestras expectativas deben estar alineadas con la capacidad del niño. Cristina Moreno, una madre y Especialista Bilingüe de Divulgación del Centro Infantil de Penfield (Penfield Children’s Center) que es un centro de infancia temprana en Milwaukee donde se atienden infantes y niños, muchos de los cuales tienen retrasos en su desarrollo o alguna discapacidad dándoles educación temprana, servicios de salud y programas para familias, explica que “Las expectativas apropiadas de acuerdo a las edades son importantes para evitar frustraciones y no herir sentimientos de ambas partes. El tener expectativas demasiado grandes para las etapas del desarrollo del niño lo expone a situaciones donde él no va a tener éxito por lo que su crecimiento emocional y su autoestima pueden sufrir”.

Entonces, ¿Qué es lo más apropiado para cada edad?

Para los Niños Pequeños

  • Los niños pequeños tienen dificultades para entender el concepto de causa-efecto, por lo que se les puede hacer difícil conectar cómo sus acciones contribuyen al desorden del espacio. Sin embargo, a los chiquillos les encanta ayudar. Trate de presentarles la limpieza como una actividad divertida de transición más que como un quehacer que deben completar.

  • Demuestre lo que usted quiere que los chiquitos hagan mostrándoles cómo colocar los materiales de vuelta en la cesta o en los estantes. Los niños más grandes podrían sentirse más cómodos con el apoyo de un adulto cuando coloquen sus platos en un recipiente después de las comidas.

  • Proporcione muchos refuerzos positivos cuando se haya completado la limpieza.  

  • Mucho de la etapa de niñez temprana implica explorar las rutinas diarias. Es divertido para ellos cuando se les ofrece una escoba pequeña para ayudar a limpiar el piso y una botella con aerosol y unos trapitos para limpiar las mesas. El proceso de limpiar ayuda a los niños pequeños a aprender habilidades importantes que les permitirán contribuir con más éxito con la rutina de limpieza a medida que vayan creciendo.

  • Instrucciones con varios pasos pueden ser agobiantes para los niños pequeños. Trate de recordar pedirles cosas simples en vez de esperar que ellos procesen muchas palabras e instrucciones de una vez.

Para Pre-escolares & Pre-K


AdobeStock_189440990.jpg
  • Los pre-escolares son capaces de tomar más responsabilidades con menos asistencia. Ellos tienen un mejor entendimiento de la causa-efecto y están comenzando a aprender acerca de las consecuencias de sus propias acciones. Se pueden alentar a los niños a esta edad para que limpien después de las comidas y de las siestas. Después de las comidas ellos pueden recoger sus propias tazas y platos y ponerlos en un recipiente. Después de las siestas, pueden recoger las cobijas y las sábanas de las colchonetas y colocarlas en los cubículos.

  • Los niños también pueden ser alentados para poner los materiales de vuelta en sus lugares después de haber terminado de jugar. Deles un sobre aviso de unos minutos antes de la transición y luego haga que los niños limpien cuando sea el momento. Una vez que ellos aprendan dónde van las cosas serán capaces de operar con más independencia a la hora de limpiar.

  • La limpieza proporcionará a los niños la habilidad de comenzar proyectos en curso y ahorrar en materiales que puedan usar mas Adelante y seguir trabajando en ellos. Asegúrese de haber designado claramente el lugar donde puedan guardar los materiales y de cómo los niños pueden etiquetarlos para poderlos usar la próxima vez.

Stay Up To Date

With Good2Know Network, it is easy to stay up-to-date. Sign up to get our free weekly summary of news, events, and local resources.