Inspirando Perseverancia & Determinación en los jóvenes estudiantes


cole-keister-rPlYtGgoxho-unsplash.jpg

En una cultura de gratificaciones instantáneas, uno de los mejores regalos que podemos darles a nuestros niños es enseñarles la habilidad de ser perseverantes cuando estén enfrentados a los retos. Para que los niños desarrollen esas capacidades debemos darles las oportunidades de encararse a sus desafíos, resolver problemas, y de levantarse por sí mismos después de haberse caído y tratar de nuevo. La perseverancia también se la conoce como determinación, y se refiere a la habilidad de la persona de seguir adelante con sus metas a pesar de los obstáculos potenciales.

Un indicador del éxito futuro

Mientras que hay muchas aptitudes y cualidades que influencian el aprendizaje de los niños y su potencial académico, la perseverancia es particularmente importante en los jóvenes estudiantes. Las investigaciones han encontrado que podría ser clave para el éxito futuro. Un estudio hecho por Angela Lee Duckworth (Haga click aquí para verlo)  A study conducted by Angela Lee Duckworth, profesora en la Universidad de Pennsylvania y su equipo midieron cómo la determinación se relaciona con los resultados de éxitos. El equipo basó sus estudios en los estudiantes de escuelas públicas en Chicago, y utilizaron un cuestionario individual y personal usando la Escala de Determinación, The Grit Scale, encontrando que los estudiantes que reportaban un nivel más alto de determinación eran los que tenían mayor probabilidad de graduarse de la escuela secundaria, comparándolos con aquellos estudiantes que tuvieron un valor bajo en la Escala.

A pesar de que los chicos estudiados en la investigación de Duckwoth eran un poco mayores, la formación de esa determinación surgió desde la niñez. Un artículo de Tinkergarten nos recuerda que los infantes que enfrentan nuevos retos “sin ser persistentes o tener una tolerancia verdadera ante las adversidades no podrán caminar, hablar, escalar, correr y hasta aprender a fomentar vínculos estrechos con los demás. Los humanos pequeños están diseñados para intentar, caer, revisar y repetir para poder aprender. Por eso es que durante esos tiernos años son el momento perfecto para mantener a apartar nuestras reacciones y dejar que ellos mismos reacciones, promoviendo así la autodeterminación en nuestros niños”. 

Haga click aquí para ver la presentacióm TED de Angela Duckworth.

 

 

Sugerencias para educadores y guardianes

Los profesionales que trabajan con niños pequeños todos los días ven cómo los nilos se enfrentan a los nuevos retos, con frecuencia fracasando en esos primeros intentos. La psicóloga, autora y mentora de padres, la Dr. Laura Markham, comenta que mientras caer es parte del proceso, la habilidad para perseverar viene de la experiencia mientras se aprende a levantarse cuando se ha fallado, a intentar de nuevo hasta que al final se logra el éxito. Este aprendizaje viene con experiencias de éxitos apoyadas por mucha ayuda emocional y reforzamientos por parte de los adultos a su cuidado.  

Para ayudar y apoyar a los niños en su aprendizaje, Dr. Markham recomienda las siguientes ideas: 


ben-white-lVCHfXn3VME-unsplash.jpg
  • Entrene en lugar de controlar: “Los entrenadores ayudan a los niños con el desarrollo de sus habilidades y los niños siguen el juego.” El hacer las cosas por los niños en lugar de permitirles que ellos las intenten por sí mismos les quita la oportunidad de volverse competentes e independientes. Pero, hacer cosas con los niños los ayuda a adquirir confianza en sí mismos y en sus habilidades para alcanzar el éxito. Ser el mentor de niños pequeños podría consistir en pararse cerca de ellos y ayudar a los chiquillos mientras suben un escalón largo ó a los preescolares mientras practican montar en monopatín. Mientras los esté entrenando, usted puede sugerir ideas como “me preguntó qué pasaría si pusieras uno de tus pies aquí” para darle una pista al niño de cómo lograr su objetivo mientras que al mismo tiempo le permite intentarlo de manera independiente. 

  • Aliente y estimule la automotivación: Todos queremos y necesitamos ser motivados. Cuando estimulamos a los niños, esto los ayuda a sentirse motivados con la capacidad de desarrollar su voz interior para tener la fuerza cuando se enfrenten a los retos de la vida en el futuro. Dele mantras a los niños que ellos puedan repetir cuando se sientan frustrados, por ejemplo, “Si no lo has logrado todavía, ¡inténtalo de nuevo!” y “Yo creo que puedo, ¡yo creo que puedo!” 

  • Describa and empatice, en lugar de evaluar los resultados: El uso de comentarios ligeros como “¡Buen trabajo!” o “¡Qué dibujo tan bonito!” evalúa los resultados de los niños y sus productos finales, en lugar de enfatizar en los esfuerzos hechos. Para darle al niño más información hay que refinar los halagos para describir de cómo él o ella lo hizo y empatizar en el cómo se deben haber sentido: “¡Tú seguiste intentándolo y no te diste por vencido…Te debes sentir bien que lo terminaste!” Ésto ayudará al niño a no depender de fuerzas externas que lo evalúen a medida que vayan creciendo, y a sentirse orgullosos de sus esfuerzos y habilidades. 

Libros que Inspiran Conversaciones

El leer libros con temas de determinación y perseverancia es una excelente manera de ayudar a que los niños se animen para hablar de sus nuevos retos y de cómo levantarse cuando han fallado. Estas historias podrán inspirar conversaciones con los preescolares acerca de cómo creer en sí mismos y de la manera en que deben seguir intentando y tratando cuando fallan. Los siguientes libros, apropiados para la etapa del desarrollo de niños de preescolar y prekínder, son opciones fabulosas:

  • Silbale a Willie: Escrito por el premiado autor Ezra Jack Keats. La historia cuenta sobre un jovencito llamado Peter que podía llamar a su perro silbándole. Peter se enfoca en su objetivo, supera los obstáculos y no se da por vencido.  

  • The Curious Garden (El curioso jardín): Un bestseller del New York Times, escrito e ilustrado por Peter Brown, es la historia de la búsqueda de eco-ambientes en su entorno urbano. Aunque él no sabe mucho de jardinería, el niño planta árboles y jardines pequeños para hacer de su comunidad un lugar más verde.    

  • Flight School (Escuela de vuelo): Este libro, escrito e ilustrado por Lisa Judge, cuenta la historia de un pingüino que está decidido a volar. Mientras que sus alas no están diseñadas para el vuelo como en otros pájaros, él está determinado a conseguirlo y sigue sus sueños de poderse elevar.  

  • Ella Persistió: Escrito por Chelsea Clinton e ilustrado por Alexandra Boiger, este libro comparte las historias de 13 mujeres inspiradoras que lucharon por causas nobles que cambiaron al mundo.

Stay Up To Date

With Good2Know Network, it is easy to stay up-to-date. Sign up to get our free weekly summary of news, events, and local resources.